El Arte de la Serenidad (I)


El material del que está hecho la vida es el tiempo. Aquí se dan consejos para su sabia administración y disfrute.

Nuestra vida se extiende mucho para quien sabe administrarla bien.

Nada puede ejercitarse bien por un hombre ocupado, ni la elocuencia, ni las artes liberales, pues cuando un espíritu es distraído, no cobija nada muy elevado, sino que todo lo rechaza como si fuese inculcado a la fuerza.

A los hombres más poderosos, los que están situados en altos cargos, se les escapan palabras en las que anhelan el descanso, lo alaban, lo prefieren antes que a todos sus bienes.

Hay que suavizar todas las cosas y hay que sobrellevar todas con buen ánimo. 

 Aquel que dedica todo el tiempo a su propia utilidad, el que dirige cada día como si fuese el último, ni suspira por el mañana, ni lo teme.

Debe conservarse con sumo cuidado lo que no se sabe cuando va a faltar.

El mayor impedimento para vivir es la espera, porque dependiendo del mañana se pierde el hoy.

Este camino de la vida, contínuo y apresuradísimo, que, en vela o 
dormidos, recorremos al mismo paso, no es visible a los hombres 
ocupados sino hasta que han llegado al final.

Es propio de una mente segura y tranquila el recorrer todas las 
partes de su vida. Los espíritus de las personas ocupadas, como si 
estuviesen bajo un yugo, no pueden volver, ni mirar hacia atrás.

El tiempo presente sólo pertenece a los hombres ocupados, el cual 
es tan breve que no puede atraparse, y este mismo se les sustrae, 
turbados como están en sus muchas ocupaciones.

Hay que ser indulgentes con el espíritu, y hay que darle descanso 
una y otra vez.

Autor: Séneca

About these ads
Published in: on 15/02/2012 at 21:55  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: http://artenara.wordpress.com/2012/02/15/el-arte-de-la-serenidad-i/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Hermoso y real.

  2. Realmente bello y cierto

  3. Tamaragua…. Como todos los buenos alegatos delos grandes pensadores y filósofos de la época, Séneca fue un genio. Pienso que a veces debemos dedicarnos más tiempo a nosotr@s mism@s que a los demás. Tomarnos un buen descanso y tratar de seguir encontrándonos para tener colmado el corazón y encontrar esa ansiada, anhela felicidad que much@s desean y qué, por diversos motivos, no pueden siquiera llegarla alcanzar….


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.415 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: