A veces…


A veces, admitir nuestras debilidades es la actitud más valiente, pues cuando lo admitimos abandonamos el valor de enfrentar la realidad y buscamos la ayuda necesaria.

Dicen que el primer paso hacia el camino de las recuperaciones siempre es el más difícil, pero aunque el camino no sea sencillo, te ofrece la posibilidad de aprender a amarte, de amar a tu familia y a la vida.

Se necesita tiempo para adaptarse a otra manera de vivir, para aprender a gozar la paz que ofrece la recuperación.

Habrá momentos en lo que quizá te sientas nervioso; eso es normal, pero mereces vivir en el amor y la felicidad.

No hay regalo mas grande que puedas darte a ti mismo.

Autor desconocido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s