Muchas cosas dependen de nosotros


Muchas cosas, o situaciones dependen de nosotros pero hay otras que no.

Llamamos imprevisto a aquello que no pudimos prever, a aquello que sucede y que no imaginamos que puede ocurrir y que por lo tanto es inesperado… pero sucede y no hay explicación ni planteo que puedan detener su aparición.

Es común que muchas veces detrás de su aparición nos sintamos mal si lo sucedido es negativo. Nos culpamos, o nos sentimos inútiles ya que nada pudimos hacer. Pero no debemos optar por sentir esto, al contrario, tenemos que comprender que hay cosas que se nos escapan, que no somos magos y que no podemos adivinar lo que viene ni por qué.

Hablamos del destino, decimos “estaba en el destino que tenia que pasar por esto…”, o “el destino quiso que fuera así”, o ” es obra del destino” y así miles de frases tratan de aliviarnos, de hacer más fácil su comprensión…

Pero está en nosotros saber que la vida no es de un solo color, que por más que nos guste el azul muchas veces aparecen grises, rosas o plateados que no dependen de nosotros, pero aparecen y sólo podemos aprender a contemplar esos matices y ver si podemos rescatar algo bueno en sus trazos.

Autor desconocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s