Octópodos


Cuando la orquesta dejó de tocar durante unos minutos, un joven invitó a su compañera de baile, una bella joven, para tomar un poco de aire en el jardín adyacente. Sentados en uno de los bancos, bien cerca el uno de la otra, y después de un demorado silencio durante el cual el joven ni se movió, éste suspiró y así se dirigió a su compañera: “Ah, cómo me gustaría ser un octópodo”.
¿Por qué?, preguntó la joven con mucha curiosidad. “Porque entonces yo tendría ocho brazos para abrazarte”, explicó el muchacho. De nuevo el silencio y, finalmente la joven declaró: “Entretanto, ¿por qué no utilizas los dos que tienes?”

Cada uno de nosotros puede hacer más de lo cree, y seguramente más de lo que hace. Pero infelizmente, la mayoría de nosotros se queda imaginando cuánto podría hacer, o cómo viviría mejor, sólo si tuviera más dinero u otra casa u otro empleo; si tuviese más tiempo, una nueva oportunidad, si tuviese ocho brazos…

Es difícil creer y aceptar que ésta sea una característica definitiva en el ser humano. Somos personas comunes que formamos parte de una gran sociedad y cada uno, sí, cada uno de nosotros tiene sus talentos que pueden ser muchísimo mejor aprovechados. Lo que nos diferencia uno de los otros no son nuestras habilidades innatas sino el uso que hacemos de esas habilidades.

Alguien declaró cierta vez que lo que nos marca no es aquello que somos capaces de realizar, sino lo que realizamos. Sí, apenas lo que realizamos es lo que cuenta. Nuestros sueños pueden ser un motor, pero si no fueran acompañados por la acción, si no pusiéramos en práctica nuestros talentos, continuarían siendo sueños que nos harían desperdiciar el valor de cada día o perder la oportunidad que está frente a nosotros. Cada uno con su potencial. Si apenas nos decidiéramos a utilizarlo, podríamos desarrollar una mayor capacidad, una mayor comprensión y una mejor percepción de la vida y el mundo.

Por lo tanto, pregunto: ¿Qué tal si utilizamos los dos brazos que ya tenemos para abrazar a nuestros seres queridos o para llevar a cabo nuestros proyectos? ¿Qué tal si realizamos nuestra vida ahora? ¿No sería mejor que esperar a ser octópodos?

autor desconocido

One thought on “Octópodos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s