La vida no florece sola


3214830799_1fbc0254c0

Tienes que cuidar las raíces y convertirlas en  tronco, el tronco en ramas, las ramas en flores.  ¡Y exprimirte el corazón para dar perfume!

La vida no florece sola…Tienes que laborar en ella.

Las cosas no se te dan gratis, tienes que pagar lo que valen.

El fruto no te sale al paso tienes que abonar y regar.

Los pozos no se llenan solos  tienes que calar hondo, buscar el agua, ver lo que les cabe y sentarte en la sombra.

Los frutos no llegan por arte de magia, tienes que ponerles sol, agua, aire, tierra.

Tienes que cuidarles la semilla, espantar los pájaros, madurar la cáscara, y luego, probar si están en punto para dar sabor a la vida y hacer jugoso el mundo.

Como ves, se te da todo, pero en materia prima. ¡Lo elaborado y valioso lo tienes que hacer tú!

Autora: Zenaida Bacardí de Argamasilla

One thought on “La vida no florece sola

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s