Puedes ser maravillosamente diferente


Los seres humanos tenemos necesidades básicas. Las compartimos con todos, independiente de la edad, la raza, la cultura o el sexo. Una de ellas es la necesidad de ser apreciado.

Si le manifestamos aprecio a alguien, le alegramos el día. Si varios le manifiestan aprecio, la persona se emocionará hasta las lágrimas. Quizás a ti mismo te haya sucedido.

Estoy seguro que en tu vida hay muchas personas que tú aprecias, que han significado algo importante en algún momento de tu vida. La pregunta es: ¿les has manifestado tu aprecio?

Si eres de las personas que va por el mundo esperando que los demás te aprecien y reconozcan, es normal. Estás en la inmensa mayoría. Lo novedoso es que puedes ser maravillosamente diferente. Puedes ir por el mundo buscando personas a quien manifestar tu aprecio. ¡Esto es revolucionario!

No estarás, como todos los demás, esperando que alguien te manifieste aprecio, sino que tú les dirás a los demás que los aprecias. Si lo haces con sinceridad, obrarás milagros. Tu vida y la de los demás será mucho más dichosa.

Autor: Sergio Valdivia

One thought on “Puedes ser maravillosamente diferente

  1. guelgar 23/03/2010 / 21:17

    Yo creo que lo primero para conocernos a nosotros es ser sinceros y no engañarnos ,haciendo creer que nos conocemos cuando no es así,por que muchas veces los mayores fracasos son debidos a que en realidad nos engañamos y no lo sabemos reconocer o no queremos reconocerlo.

    Por que el mayor amigo puede ser uno mismo así como el mayor enemigo,y saber apreciarnos dad nos ánimos y seguridad ,confianza y autoestima ,si de verdad no nos apreciamos nos resbalan como el agua en un chubasquero,y por mucho que nos digan nosotros somos los culpables por no creer que si queremos podemos.

    Cuando somos sinceros,humildes,tenemos ,confianza y autoestima,se puede soportar mejor los palos de la vida, pero cuando no somos así siempre creemos que la culpa es del los demás y que nosotros no somos culpables de nada ,que solo mala suerte, o gente que nos odia,pero en realidad muchas veces somos nosotros mismo con nuestra prepotencia ,arrogancia, los que nos hace pegarnos el batacazo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s