En el país de los tontos



Erase una vez un hombre que se extravió lejos de su propio país y llegó al mundo conocido como el País de los Tontos.
Pronto vio a cierto número de gente huyendo aterrorizados de un campo donde habían estado tratando de cosechar trigo.

—Hay un monstruo en ese campo —le dijeron—. —El miró y vio que era una sandía.

 Se ofreció a matar al monstruo para ellos. Cuando hubo cortado la sandía de su tallo, tomó una rodaja y comenzó a comerla.

La gente se aterrorizó aún más de él de lo que lo habían estado con la sandía. Lo alejaron amenazándolo con horcas y gritando:

—Lo siguiente que hará es matarnos, a menos que nos desembaracemos de él.

Ocurrió que en otra ocasión otro hombre también se extravió en el País de los Tontos, y le comenzó a ocurrir lo mismo. Pero, en vez de ofrecerles ayuda para eliminar al “monstruo”, estuvo de acuerdo con ellos en que debía ser peligroso, y al alejarse sigilosamente de la sandía, junto con ellos, se ganó su confianza.

Pasó un largo tiempo con ellos, en sus casas, hasta que pudo enseñarles poco a poco los hechos básicos que les permitirían no solo perder su temor a las sandías, sino incluso cultivar la fruta ellos mismos.
Autor: Idries Shah

Anuncios

One thought on “En el país de los tontos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s