Establece un plazo


Fija plazos para todos los objetivos que sean tangibles y medibles, tales como un incremento en los ingresos o en el patrimonio neto, la pérdida de un cierto número de kilos o correr un determinado número de kilómetros. Pero no establezcas fechas límites para objetivos intangibles como desarrollar la paciencia, amabilidad, autodisciplina y otras cualidades personales.

Cuando estableces un plazo para un objetivo tangible, lo programas en tu mente y activas el “sistema compulsivo” de tu subconsciente, el cual te asegura que, como muy tarde, alcanzarás dicho objetivo por esas fechas.

Cuando estableces una fecha límite para el desarrollo de una cualidad personal, este mismo sistema compulsivo asegura que tu fecha límite será el primer día en que comiences a demostrar realmente la cualidad que has elegido.

A menudo la gente se resiste a establecer plazos por miedo a no conseguir sus objetivos en la fecha fijada. Hacen todo lo posible, incluso dejar en el aire la fecha de consecución, para así evitar una posible sensación de frustración.

¿Qué ocurre si estableces un objetivo y un plazo y no lo alcanzas en la fecha límite establecida? No ocurre nada; lo único que tienes que hacer es fijarte otro plazo. Esto sólo quiere decir que no estás todavía preparado, que hiciste una previsión errónea o que fuiste excesivamente optimista.

Si no consigues tu objetivo en el nuevo plazo, fíjate otro plazo más hasta que finalmente lo alcances. Mi amigo Don Hutson, preparador de vendedores, dice que “no hay objetivos irreales, sino plazos irreales”.

No obstante, si tus metas son lo suficientemente realistas y tus planes lo suficientemente detallados y si además observas estos planes con la máxima fe, es muy probable que en el ochenta por ciento de los casos alcances tu objetivo en la fecha marcada.

Si tu propósito principal definido tiene un plazo de dos, tres o cinco años, el paso siguiente a dar es dividir este objetivo en subobjetivos a noventa días y luego subdividir éstos en otros de treinta días.

Con tu objetivo a largo plazo representando tu monte Olimpo, te será fácil establecer objetivos realistas a corto y medio plazo, lo que te permitirá progresar día a día de forma continua y uniforme.

Autor desconocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s