Citas


Apunta hacia la luna: aún cuando falles, aterrizarás entre las estrellas…

Más vale tu sonrisa triste, que la tristeza de no verte sonreír…

Si piensas que todo el mundo está contra ti, recuerda que los aviones se elevan contra el viento…

Si quieres ver las cosas que nunca has visto, haz cosas que nunca has hecho…

Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer…

La aventura más maravillosa no es llenar de sueños nuestras vidas, sino hacer de cada momento algo tan fuera de lo común que parezca un sueño a la hora de recordarlo…

Cuando la determinación de triunfar es lo suficientemente fuerte, el fracaso jamás te alcanzará…

El amor aunque sea dulce, siempre tiende a agriarse pero si lo mezclas con sabiduría y madurez va a ser un amor para toda la vida…

En esta vida todo da vueltas… no hagas lo que no quieres que te hagan a ti…

El que busca un amigo sin defectos, se quedará solo toda la vida…

Si ves a alguien sin una sonrisa, dale una de las tuyas…

Aquel que tiene fe, encuentra el éxito en donde muchos fracasan…

La alegría comienza en el mismo momento en que cesas la búsqueda de tu propia felicidad y procuras la de otros…

El que te humilla y te hace sentir menos, está reflejando en ti sus propias inseguridades…

La gran diferencia entre lo material y lo espiritual, es que lo material tiene un valor temporal, momentáneo, mientras que lo espiritual tiene un valor infinito…

Se paciente con todo el mundo pero sobre todo contigo mismo…

Hay un montón de días bellos que aún vendrán; lo pasado, pasó… pero el mañana durará siempre

No hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas.

La mejor vida no es la más larga, sino la más rica en buenas acciones

Un hombre tiene que tener el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo

Una de las lecciones más claras de la historia, incluida la historia reciente, es que los derechos no son graciosamente concedidos, sino conquistados.

La más clara prueba de que existe vida inteligente en otros planetas es que aún no han venido a visitarnos.

Necesitamos…

Un borrador, para borrar de nuestra historia todo lo que nos haga daño.

Un detergente, para quitar las manchas de las máscaras que usamos a
diario.

Unas tijeras, para cortar todo aquello que nos impide crecer.

Un pájaro, para que nos enseñe a volar alto y cantar con libertad.

Una tinaja, para añejar el cariño y la madurez del amor.

Un frasco transparente, para conservar las sonrisas y sin tapa para
escuchar su alegre sonido.

Unos lentes, correctores de la visión de la vida, que nos permitan
observar con amor al prójimo y a la naturaleza.

Una ardilla, que nos indique como trepar por las ramas del árbol de la
sabiduría.

Unas agujas grandes, para tejer sueños e ilusiones.

Un cofre, para guardar todos los recuerdos que construyen y dan vida.

Un cierre, que permita abrir la mente cuando se desee encontrar
respuestas, otro para cerrar nuestra boca cuando sea necesario, y otro para abrir nuestro corazón

Un rebobinador de películas, para recordar los momentos más felices en nuestras vidas.

Un reloj, para darle todo el tiempo al amor y al amar.

Los zapatos de la ética y la moral, para pisar firme y seguro por donde
quiera que vamos.

Y una balanza, para pesar todo lo vivido y todo lo experimentado.

Autor desconocido