Se cauto por el brillo que ofrece el mundo

ser-cauto

Los hombres valiosos llegan a la fama por sus obras. Los necios se hacen famosos por la propaganda.

Nuestra sociedad de consumo también “fabrica” ídolos famosos, porque necesita  venderlos.

Si el sabio te censura, piénsalo. Si el estúpido te alaba, ¡laméntalo!

El que se sabe merecedor de la aprobación y del aplauso, no hace nada para conseguirlos.

El árbol que sobresale muy pronto con sus ramas, suele ser el que primero cae por falta de raíces.

El hombre seguro de sí mismo goza cuando es apreciado y se duele ante el menosprecio, pero no malgasta su tiempo para cambiar la opinión ajena.

La propaganda es muchas veces como el agua: deja en el fondo el oro y saca a flote el leño seco.

Si eres sensato valoras más el juicio de los pocos que te conocen de verdad, que las alabanzas o los juicios negativos de los que te desconocen.

El necio se irrita con la corrección del amigo y se hincha con la alabanza del adulador.

El orgullo hincha la pobreza del necio y la humildad agranda la riqueza del sabio.

El orgullo es la fachada de la estupidez y la humildad es el cimiento de la sabiduría.

Desconozco su autor

Que dificil…

imagen-12

Qué difícil es mirar a los ojos a alguien y decirle “Te amo”…
todos los días…

Qué difícil encontrar que la vida tal y como es, es maravillosa…
y no renegar de aquello que no tenemos…

Qué difícil volver atrás y recordar todo lo bello que ha pasado…
pero sólo tomarlo como un recuerdo de lo bello que está por ocurrirnos…

Qué difícil es decirle adiós a alguien que ya no está contigo…
pero si no lo haces su recuerdo lo mantendrá más alejado de tí…

Qué difícil aceptar que a veces nos equivocamos…
es la señal inequívoca de que aún somos humanos…

Qué difícil amar sin condiciones y no esperar que te amen de la misma manera… ya que sólo el verdadero amor se da sin esperar nada a cambio…

Qué difícil recordar todo aquello que no hicimos por “falta de tiempo”… habrá que entender que la vida es hoy.  El tiempo… el tiempo puede esperar…

Qué difícil mirar a tu alrededor y ver sólo unos cuantos cercanos a tí…
y ver qué hermoso es que tengas gente que te aprecia y te quiere…

Es triste mirar dentro del espejo del alma y descubrir que esta vacío…
pero que una sola sonrisa o palabra puede llenar ese vacío de amor…

Qué difícil imaginar esa “Vida perfecta” que a todos nos gustaría tener… cuando la realidad es que vivimos una perfecta vida desde el momento mismo en que el día de hoy te levantaste…¡VIVO!

No se trata de que las cosas sean difíciles… somos nosotros mismos los que lo hacemos más duro.

Desconozco su autor

Citas célebres

Amigos son aquellos extraños seres que nos preguntan cómo estamos y se esperan a oír la contestación.

Cuando dejas de pensar en ti, comienzas a experimentar la dicha de hacer felices a los demás.

El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento.

El viaje más largo es el que se hace hacia el interior de uno mismo.

Exige mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Háblale a un hombre de su persona y te escuchará horas enteras.

Nos juzgamos a nosotros mismos por lo que no nos sentimos capaces de hacer, mientras que los demás nos juzgan por lo que hemos hecho.

No te contentes con alabar a las gentes de bien: imítalas.

El necio muestra en seguida su enojo; el prudente pasa por alto la ofens

A veces estamos demasiado dispuesto a creer que el presente es el único estado posible de las cosas

Lo pasado ha huido, lo que esperas esta ausente, pero el presente es tuyo.

No esperes a vivir mañana: vive hoy.

Lo difícil no es subir, sino, habiendo subido, seguir siendo el mismo.

La razón puede advertirnos sobre lo que conviene evitar; sólo el corazón nos dice lo que es preciso hacer.

La prudencia guarda en seguridad la vida, pero pocas veces la hace dichosa.

Cuanto menos poseemos, más podemos dar. Parece imposible, pero no lo es. Esa es la lógica del amor.

Da de lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía.

Des conozco los autores de éstas citas