Citas


Apunta hacia la luna: aún cuando falles, aterrizarás entre las estrellas…

Más vale tu sonrisa triste, que la tristeza de no verte sonreír…

Si piensas que todo el mundo está contra ti, recuerda que los aviones se elevan contra el viento…

Si quieres ver las cosas que nunca has visto, haz cosas que nunca has hecho…

Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer…

La aventura más maravillosa no es llenar de sueños nuestras vidas, sino hacer de cada momento algo tan fuera de lo común que parezca un sueño a la hora de recordarlo…

Cuando la determinación de triunfar es lo suficientemente fuerte, el fracaso jamás te alcanzará…

El amor aunque sea dulce, siempre tiende a agriarse pero si lo mezclas con sabiduría y madurez va a ser un amor para toda la vida…

En esta vida todo da vueltas… no hagas lo que no quieres que te hagan a ti…

El que busca un amigo sin defectos, se quedará solo toda la vida…

Si ves a alguien sin una sonrisa, dale una de las tuyas…

Aquel que tiene fe, encuentra el éxito en donde muchos fracasan…

La alegría comienza en el mismo momento en que cesas la búsqueda de tu propia felicidad y procuras la de otros…

El que te humilla y te hace sentir menos, está reflejando en ti sus propias inseguridades…

La gran diferencia entre lo material y lo espiritual, es que lo material tiene un valor temporal, momentáneo, mientras que lo espiritual tiene un valor infinito…

Se paciente con todo el mundo pero sobre todo contigo mismo…

Hay un montón de días bellos que aún vendrán; lo pasado, pasó… pero el mañana durará siempre

No hay mejor fragata que un libro para llevarnos a tierras lejanas.

La mejor vida no es la más larga, sino la más rica en buenas acciones

Un hombre tiene que tener el nivel de la dignidad por encima del nivel del miedo

Una de las lecciones más claras de la historia, incluida la historia reciente, es que los derechos no son graciosamente concedidos, sino conquistados.

La más clara prueba de que existe vida inteligente en otros planetas es que aún no han venido a visitarnos.

Prométeme

Que serás tan fuerte que nada podrá interrumpir la paz de tu mente.Que hablarás a todos de amor, felicidad y voluntadQue harás sentir a tu prójimo lo bueno que hay en el.
Que mirarás siempre el lado luminoso de las cosas, que pensarás sólo lo mejor y esperarás sólo lo mejor.
Que serás tan feliz por el éxito de tu amigo como si fuera tuyo.
Que olvidarás los errores del pasado, y luchar más por las grandes metas del futuro.
Que sonreirás siempre y que tu sonrisa será para todos la esperanza de seguir trabajando por sus sueños.
Que dedicarás tanto tiempo a tus sueños, que no te quedará un minuto para encontrar defectos en los demás.
Que serás suficientemente tolerante, firme y generoso para combatir la pesadumbre, la pasión y el miedo…
Pero lo suficientemente feliz para no permitir la presencia del desaliento.

Autor desconocido

Que la fuerza te acompañe

Todo crecimiento humano se realiza de dentro a fuera. En ti mismo has de encontrar la fuerza y los agentes de tu crecimiento. Andar sin vacilaciones por el camino del éxito es sinónimo de crecer.

Todo crecimiento humano procede del interior del hombre. Esto es importantísimo. Los niños crecen de dentro hacia fuera. De fuera toman el material, por ellos lo transforman en su interior, y así, transformado en naturaleza propia, lo convierten en crecimiento.

Si en ti no hay fuerza, todo lo que recibas del exterior se anulará al llegar a ti. serás como un pozo en cuyas aguas se disuelve todo lo que en ellas cae.

Si en ti hay fuerza, todo lo transformarás en elementos de tu crecimiento personal. Empieza, pues por desarrollar esa fuerza en ti. Repite con frecuencia esta frase : ” Yo soy más fuerte que todo lo que me rodea”. Y si te impregnas del sentido de estas palabras, te habrás convertido en un ser fuerte de veras y nada de lo que suceda fuera de ti podrá desanimarte ni detenerte jamás.

Muchos hombres, que habían empezado bien, son víctimas de una circunstancia exterior. Carecían de fuerza en sí mismos, o sea de resistencia, y sucumbieron.

Pero no basta con la resistencia y empuje. La resistencia ha de ser ilimitada siempre. Si te falla, sucumbirás. Y la calidad de tu empuje determinará la calidad y la rapidez de tu triunfo.

J.W. Ford

Victoria para quienes perseveran

Iniciar una obra es cosa relativamente fácil, basta con avivar un poco la lumbre del entusiasmo.

Perseverar en ella hasta el éxito, es cosa diferente; eso ya es algo que requiere continuidad y esfuerzo.

Comenzar está al alcance de los demás, continuar, distingue a los hombres de carácter.

Por eso la médula de toda obra grande –desde el punto de vista de su realización práctica– es la perseverancia, virtud que consiste en llevar las cosas hasta el final.

Es preciso, pues, ser perseverante, formarse un carácter no sólo intrépido, sino persistente, paciente, inquebrantable.

Sólo eso es un carácter.

El verdadero carácter no conoce más que un lema: la victoria.

Y sufre con valor, con serenidad y sin desaliento, la más grande de las pruebas: la derrota.

La lucha tonifica el espíritu, pero cuando falta carácter, la derrota lo reprime y desalienta. Hemos nacido para luchar.

Las más grandes victorias corresponden siempre a quienes se preparan, a quienes luchan y a quienes perseveran.

Autor desconocido

Es posible

gardens.jpg

¡Tu imaginación puede transformar tu apariencia física! Imagínate con los ojos chispeantes, el rostro resplandeciente y una personalidad radiante.

Entonces, mantén presente en tu mente esa imagen, y te convertirás en esa clase de persona…
La belleza está en la mente, no en la piel. Porque tú eres tan bello, o tan feo, como crees que eres.

Si te imaginas que eres agradable, amistoso, alegre, y de personalidad chispeante, tu imaginación te convertirá exactamente en ese tipo de persona.

Comienza hoy a ejercitar esta imaginación positiva. ¡Descubrirás que los músculos de la sonrisa se te fortalecen tanto que tu aspecto facial se transformará realmente!…

El éxito no es lo opuesto del fracaso. Un corredor bien puede llegar último, ¡pero si bate su propio récord, es un éxito!
El éxito sólo se mide por lo que uno es, no por lo que tiene. ¡Todos tienen dentro de sí el potencial para esa clase de éxito!…

¡El pensador de posibilidades jamás dice que no a ninguna idea que tenga alguna posibilidad para el bien!…
De todas las personas que viven sobre el planeta Tierra, no hay más que una que tenga el poder, con su voto, de matar tus sueños. ¡Y esa persona eres tú! ¡Y también tienes el poder de un voto vivificante y lleno de esperanzas, que diga que sí a tus sueños!

Autor desconocido

¿Que te retiene?

que-te-retiene.jpg

Qué pasaría si alguien intentase evitar activamente que alcances el éxito? Supón que hubiese una persona que saboteara tus esfuerzos una y otra vez. ¿Y si esa persona te diese permanentemente razones que te desalentaran, insistiendo con que te dieras por vencido?
¿Y si esa persona fueses tú? Podría suceder, perfectamente.

Cuando se trata de perseguir el éxito y el logro de tus objetivos, muy probablemente tú seas tu peor enemigo. ¿Te has descubierto alguna vez diciéndote a tí mismo “jamás podría hacerlo”? Esa vocecita interior, ¿denota a veces desprecio por tus objetivos y trae a colación docenas de razones por las cuales no vas a poder alcanzarlos?

Tus limitaciones necesitan de tu cooperación para retenerte. Y la buena noticia es que no tienes por qué cooperar. Esa vocecita en tu cabeza puede decir cualquier cosa que tú quieras que diga.

¿Realmente quieres ser el principal defensor de tus propias limitaciones? ¡Claro que no! Sólo imagina todo lo que podrías conseguir si estuvieses 100% de tu lado. Ahora, deja de imaginarlo y comienza a vivirlo. Sin tu ayuda, tus limitaciones no tienen capacidad de acción, así que abandónalas y ve en busca de las estrellas.