Prométeme

Que serás tan fuerte que nada podrá interrumpir la paz de tu mente.Que hablarás a todos de amor, felicidad y voluntadQue harás sentir a tu prójimo lo bueno que hay en el.
Que mirarás siempre el lado luminoso de las cosas, que pensarás sólo lo mejor y esperarás sólo lo mejor.
Que serás tan feliz por el éxito de tu amigo como si fuera tuyo.
Que olvidarás los errores del pasado, y luchar más por las grandes metas del futuro.
Que sonreirás siempre y que tu sonrisa será para todos la esperanza de seguir trabajando por sus sueños.
Que dedicarás tanto tiempo a tus sueños, que no te quedará un minuto para encontrar defectos en los demás.
Que serás suficientemente tolerante, firme y generoso para combatir la pesadumbre, la pasión y el miedo…
Pero lo suficientemente feliz para no permitir la presencia del desaliento.

Autor desconocido

Anuncios

Recuerdos

Hace algunos días, mientras buscaba ciertas cosas, encontré un pequeño baúl en donde alguna vez guardé mis sueños; lo abrí y me sorprendí.

Ahí estaba mi sueño de terminar una carrera y titularme, también estaba mi sueño de viajar y conocer todo el mundo, ganar mucho dinero con un negocio propio era otro sueño.

No podía faltar el sueño de compartir mi vida con esa persona tan gentíl que algún día conocí, tampoco faltó el sueño de tener muchos amigos y ser reconocida en todos lados. Tantos y tantos sueños que por alguna razón no los pude realizar, por mi falta de decisión el tiempo se los comió.

No sé cuáles sean hoy tus sueños, pero lucha por ellos, y nunca permitas que tus sueños del futuro queden solo como recuerdos del pasado.

Autor desconocido

Crezcamos

crezcamos.jpg

Ánimo, Levántate , retoma el camino , vuelve a comenzar la lucha , Eso hace que cualquier debilidad pierda la apariencia de derrota.

Aprende a descubrir aspectos positivos en todas las situaciones negativas o difíciles. Agradece con alegría todo lo que tienes, en lugar de sentarte a llorar por lo que te falta.

Dale valor a lo que te queda, en lugar de pasarte lamentando todo el tiempo por lo que perdiste .

Acepta lo que venga con valentía y esperanza, identifica y analiza serenamente cuáles son tus problemas y después trabaja positivamente para resolverlos. Usa tu imaginación. Recurre a tu creatividad. Piensa en todas las soluciones posibles.

Hazle frente a las dificultades sin murmurar, sin autocompasión, sin buscar culpables. Ten paciencia. Es el arma más poderosa contra la mayoría de todos los males.

Autor desconocido