Imagina lo mejor…lo más lindo…

..

Trata de ser feliz, de disfrutar el día, aún cuando te parezca que no hay motivos mira a tu alrededor o hacia adentro, siempre hay un recuerdo, una mirada, un gesto que pueden cambiar tu día…

Deja todo lo que te preocupa por un instante de lado, la vida es hoy…no sabemos si hay mañana…Por eso no te detengas…No te permitas sentirte solo…En algún lugar siempre hay alguien que está pensando en ti, o te está esperando, sólo observa…

tu puedes…La vida siempre nos da motivos para ser felices, está en nosotros el saber descubrirlos…Está en nosotros sentirnos bien, dejar a un lado todo lo que nos inquieta o nos lastima para dar paso a todo aquello que nos enciende y nos motiva…

Sólo por hoy…Sonríe…eres importante, eres único, no bajes los brazos, no sientas temor…La vida siempre nos da nuevas oportunidades para ser felices…Está en nosotros abrirnos a ellas, está en nosotros detener la marcha y abrir los brazos para recibir…

Si nos encerramos, si nos detenemos en los problemas, si nos marginamos, si nos aislamos nada es posible.

Imagina un día feliz…Una vida feliz…Está a tu alcance…Sólo es cuestión de poner toda la fuerza en nuestros pensamientos, en nuestros sueños…

El secreto de los triunfadores, de aquellos que todo lo logran está en que sienten el éxito y se ven disfrutando de los logros antes de obtenerlos…

Imagina lo mejor…lo más lindo…Cierra los ojos y siéntete un triunfador…El éxito de tu día y de tu vida dependen de ti.

Graciela Heger

Anuncios

¿Cómo vives?

¿Cuánto tiempo te queda para vivir? ¿Años, meses, días…? Espero que muchos años más. Yo también espero vivir mucho más y así podremos compartir largo tiempo estos escritos. Sin embargo, ninguno de nosotros sabe cuánto le queda de vida.

La vida es de una sola vía. No se puede retroceder en el tiempo para volver a hacer las cosas o disfrutar aquello que no supimos apreciar en su momento. Veamos otra pregunta: ¿Cuál es el tiempo más valioso?

El pasado puede haber sido más o menos agradable. Pero ya ocurrió y no hay más que hacer. El futuro todavía no llega y no sabemos cuánto va a durar. De modo que el tiempo más valioso que tienes es ahora mismo. No hay garantías de que estaremos vivos en la próxima hora, minuto o segundo. Cualquier cosa puede suceder y acabar nuestras vidas.

Disfruta la bendición de estar vivo ahora. Mira a tu alrededor y busca lo positivo que te rodea. Si tienes cerca otra persona, manifiéstale tu cariño y amor ahora. Sonríe ahora mismo y mañana y todos los días. La sonrisa es contagiosa y puede traerte mucha felicidad a ti y a quienes te rodean. Disfruta estos momentos para que en el futuro no mires hacia atrás pensando en las oportunidades que te perdiste de ser feliz.
S. Valdivia