La belleza interior es la que vale

Si bien para un primer acercamiento la belleza física juega un cierto papel, para lograr sentimientos y relaciones perdurables, lo que realmente vale es la belleza interior. Esto es, sin duda, así y existen sobradas pruebas al alcance de la mano. Basta pensar en hermosísimas actrices que se casan con los más apuestos e idealizados galanes, y al tiempo se separan.

Evidentemente la belleza física no alcanzó para afianzar y hacer perdurable la relación. En cambio, todo lo bello que uno tiene por dentro, la pureza de los sentimientos, la claridad espiritual, pueden mantener vivos sentimientos, emociones, pasiones, y hacerlos perdurar más allá de las dificultades y conflictos propios de la vida de relación. Si uno cultiva y embellece su ser interior y se siente contento y seguro de esa mágica potencialidad; si se siente digno poseedor de todas esas virtudes, será dueño absoluto de todos sus sueños y de su futuro. Porque un espíritu fuerte y seguro de sí, siempre consigue lo que quiere. Por eso…

¡Apodérate sin vacilar de tus sueños, tus proyectos y tu ser! ¡Redecora tu interior y adórnalo con lo mejor de ti mismo! ¡Refuerza los cimientos de tu personalidad con una buena dosis de autoestima! Finalmente, tu mundo, ese mundo que construiste con que y con quienes queréis vivir, será tuyo… definitivamente tuyo…

Autor desconocido

Anuncios

Separa los hechos de las opiniones

Cuando una persona tiene un desorden en su mente, debido a que trata de retener todo lo que tiene que hacer, más todo lo que piensa que no debió hacer en el pasado, se torna muy ineficiente en la vida.

No hay problema que sea tan grande que no pueda resolverse. Pero se hace difícil la vida cuando éstos se acumulan, se unen a sentimientos de culpa, a temores y a preocupaciones.

¿Cuántas veces no te ha ocurrido que has estado meses sufriendo por algo que temes, pensando qué consecuencias puede traer si ocurre tal o cual acontecimiento? Y después de vivir semanas o meses de angustia, te das cuenta que las cosas no fueron tan terribles como las habías pensado. E incluso, ¡a veces ni siquiera ocurre lo que tanto temiste! Pero, entretanto, sufriste y hasta te enfermaste.

Las preocupaciones no sirven. Lo único útil es ocuparse, no pre-ocuparse. Analiza los hechos de lo que puede ocurrir y qué harás en cada alternativa. No le sumes tus emociones y temores. Separa los hechos de las opiniones. Mejor aún si escribes las opciones que tomarás si llega a suceder. Y ahora, despreocúpate. Ya llegará el tiempo de ocuparse.

Autor desconocido

Lo más dificil

puente-azul.jpg

Lo más difícil de aprender en la vida, es que puente hay que cruzar y que puente hay que quemar

Realmente es algo muy difícil. Se trata de tomar una decisión, y decir hasta aquí llegué, y no vale la pena seguir adelante. O bien,decido correr el riesgo y continuar.

Con lo que sea, un trabajo, un proyecto, una relación, una ilusión.Aprender a diferenciar estos dos puntos, es un trabajo de toda la vida, es un trabajo de prueba y error. Seguramente a lo largo de nuestra vida, nos hemos arrepentido de haber abandonado algo, y nos preguntamos que hubiera pasado si seguíamos adelante y también es muy probable, que nos cuestionemos sobre algunas cosas que no hemos podido cortar y seguimos a pesar de nuestra disconformidad.

Arriesgarnos a decidir en determinados momentos de nuestra vida, es algo que nos resulta muy complejo. Muchas veces nuestras emociones y nuestro pensamiento racional están en disputa y no sabemos a cual hacerle caso.

Algo que a mi me da resultado en estas circunstancias, es centrarme, conectarme con lo más íntimo y profundo de mi ser, y en este estado, sé positivamente que tengo que hacer.

Esto no implica que muchas veces tenga miedo, que me guste lo que determiné que era lo mejor para mí en ese momento.

A lo largo de mi vida, he tomado muchas decisiones tanto en el ámbito laboral como en el personal. Por supuesto me equivoqué muchas veces, me arrepentí, me critiqué, y otras me sentí feliz y me felicité.

Siempre que siento que me equivoqué con un puente, tiendo a sentirme la persona mas tonta del universo, como no me di cuenta!! Cuando logro superar esa etapa, que cada vez es más corta, reconozco que me equivoqué, pero también, que es lo que pude hacer en ese momento, dejo de castigarme, me perdono por mi equivocación y me digo que algo bueno saldrá de todo eso, y aprendo para la próxima.

Y generalmente es así, crucé muchos puentes que debí haber quemado, pero me llevaron a un lugar de mayor crecimiento, y quemé otros, y me arrepentí, y a la larga no fue tan malo como había supuesto, incluso alguna vez, resultó ser lo mejor para mi.

Si decidimos sin miedo, conectados con nuestro yo interior, la decisión que tomemos siempre será la correcta para nosotros, la que nos de paz interior, la que nos enseñe una lección, la que nos haga felices.
No nos olvidemos que Todo lo que sucede, sucede por una razón.
Por lo tanto, crucemos puentes, quememos otros y sigamos adelante con Fé y Confianza en nuestra voz interior que siempre nos indicará el mejor camino.

David Russell