Cree en tì


Cree en tí y en tu visión del futuro. Rodéate de aquellos que creen en tí y te ayudarán a alcanzar tu meta.

Mantén vivo tu sueño a pesar de los desafíos que acechan por tu camino.

Siempre habrá algunos que intentan robar tu sueño con críticas o risas. No entienden aquello que te impulsa a llegar más allá.

No hay derrota en la inercia ni tampoco hay éxito. Sólo si corres los riegos que los demás temen podrás alcanzar la excelencia.

Los cambios pueden ser aterradores, pero sólo a través de ellos podrás tú crecer.

Solo si te desafías con lo que parece imposible podrás saber cuánto sabes alcanzar.

Sólo una es la clave del éxito; persevera hasta triunfar. Es posible que mucho debas cambiar, pero tú puedes hacerlo.

La semilla de la excelencia está dentro de tí. Aliméntala, y no habrá nada que no puedas hacer …

Desconozco su autor

Anuncios

No culpes a nadie

entarada-jardin.jpg

Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tu has hecho lo que querías en tu vida.
Acepta la dificultad de edificarte a ti mismo y el valor de empezar corrigiéndote.
El triunfo del verdadero hombre surge de las cenizas de su error.
Nunca te quejes de tu soledad o de tu suerte, enfréntala con valor y acéptala.
De una manera u otra es el resultado de tus actos y prueba que tu siempre has de ganar.
No te amargues de tu propio fracaso ni se lo cargues a otro, acéptate ahora o seguirás justificándote como un niño.
Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar y que ninguno es tan terrible para claudicar.
No olvides que la causa de tu presente es tu pasado así como la causa de tu futuro será tu presente.
Aprende de los audaces, de los fuertes, de quien no acepta situaciones, de quien vivirá a pesar de todo, piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo y tus problemas sin eliminarlos morirán.
Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande que el más grande de los obstáculos, mírate en el espejo de ti mismo
y serás libre y fuerte y dejarás de ser un títere de las circunstancias porque tu mismo eres tu destino.
Levántate y mira el sol por las mañanas y respira la luz del amanecer.
Tú eres parte de la fuerza de tu vida, ahora despiértate, lucha, camina, decídete y triunfarás en la vida;
nunca pienses en la suerte, porque la suerte es: el pretexto de los fracasados.

Autor desconocido

Yo quiero ser

imagen-2

Yo quiero ser una mujer consciente del privilegio de la vida.
Yo quiero ser feliz siendo yo misma, conforme a mi vocación y a mis sueños.
Yo quiero tener el coraje de ser libre para elegir mis caminos, vencer mis temores y asumir las consecuencias de mis actos.
Yo quiero tener alegría para reír, para construir mi camino a la felicidad, para sentir la energía de vivir intensamente.
Yo quiero tener éxitos, pero también fracasos que me recuerden mi condición humana.
Yo quiero sentir, ser completa,amarme,
reconocer que soy única, irrepetible e irremplazable, que valgo porque han depositado en mí una chispa divina y soy polvo de estrellas.
Yo quiero cobrar conciencia de que nadie puede lastimarme a menos que yo lo permita.
Yo quiero ser luz para mi pareja, mi familia y mis hijos, porque así les ayudaré a crecer sin miedos y con responsabilidad.
Yo quiero dejar de ser víctima para recobrar la capacidad de autogobernarme.
Yo quiero querer el presente, elegir el futuro y trabajar para conseguirlo,
incansablemente.
Yo quiero recordar el pasado, pero no vivir en el ayer, quiero soñar en el futuro, sin despreciar el presente, sabiendo que lo único seguro es el hoy, el aquí y el ahora.
Yo quiero perdonarme mis errores, mis culpas, mis caídas y viajar más ligera de equipaje.
Yo quiero renacer cada día, decir sí a la aventura de la vida y del amor.
Yo quiero trascender por mis silencios, por mis palabras, por mi hacer y mi sentir.
Yo quiero ser una vividora de la vida, ser capaz de disfrutar la belleza y descubrirla o construirla donde está escondida, disfrutar la risa, pero también el llanto.
Yo quiero dejar de sobrevivir y atreverme a supervivir.
Yo quiero construir mil estrellas en el infinito y tener el valor de ir a alcanzarlas.
Yo quiero ser mujer completa, no sustituto, menos objeto, saber querer, saber decir sí, pero también no.
Yo quiero repetirme a diario: ¡Que suerte he tenido de nacer!
¡Que suerte tengo de estar aquí! ¡Que suerte de SER MUJER!