Felicidad

feliz.jpg

La felicidad no tiene peso, ni medidas no puede ser comprada, no se presta, no se pide prestada, no resiste cálculo
porque material no es, sólo puede ser legítima.

Felicidad falsa no es felicidad, es ilusión.

Pero, si yo supiese hacer cuentas para medir el bien diría que la felicidad sí puede tener tamaño, puede ser grande, o pequeña, tan pequeñita que puede caber en la palma de una mano, pero, también puede alcanzar el tamaño del mundo.

La felicidad es sabiduría, esperanza, deseo de ir, de quedarse, es presente, pasado y futuro.
La felicidad es confianza: creencia, trabajo y acción.

No se puede tener prisa para ser feliz,porque ella viene bien despacito, como quien nada quiere.

Ser feliz no depende del dinero, tampoco depende de la salud, ni del poder.

La felicidad no es fruto de la ostentación ni del lujo.

Felicidad es desprendimiento, no es ambición.
Solamente es feliz quien sepa soportar, perder, sufrir y perdonar.
Sólo es feliz quien sepa, sobretodo, amar.

Autor desconocido

Anuncios

Correr el riesgo

parapente.jpg

Correr el riesgo es a veces volar, es a veces llorar, tan solo equivocarse; es elegir, es ir sin preguntar; es un poco temblar, es algo más de vida.

Es como entrar de nuevo en una gran ciudad, tocar la soledad, perder lo que está cerca. Es como un viento fuerte que golpea al llegar y que nos deja entreabierta la puerta.

Correr el riesgo es intentar amar otra vez; a veces perdonar, también que nos perdonen. Es como un sueño tirado en un rincón; es como una canción que nunca cantamos.

Correr el riesgo es volver a empezar, volver a respirar, como cambiar de calle; es como un barco que comienza a navegar…

Correr el riesgo es VIVIR, es DISFRUTAR. No dejemos de hacer cosas con temor a arriesgarnos… Vale la pena intentarlo siempre. Nos arrepentimos de lo que no hicimos, no de lo
que intentamos…

Autor desconocido

Abrazar la vida

paisaje-rural-canario-copia.jpg

Hay que abrazar la vida a cada instante. No pierdan el tiempo lamentándose por el pasado, el pasado ya acabó. Hay que perdonar el pasado y a la gente que nos hizo daño.
No pasarse la vida acusando y lamentándose. Odio a la gente que vive quejándose por lo que hicieron los padres.

¿Saben lo que hicieron los padres? Lo mejor que podían hacer, lo único que sabían y podían hacer. Nadie se propone hacer daño a su hijo adrede, a menos que sea un psicótico.

¿Puedes perdonar? ¿Puedes olvidar? ¿Eres capaz de comprenderlos? ¿Eres capaz de abrazarlos? Abrázate a ti mismo. Comprende una vez más que eres un ser especial, único y maravilloso. ¡Que en todo el mundo hay uno solo como tú!

Abrázate querido amigo… Claro que estas tensionado, que a veces cometes tonterías, que te olvidas de que eres un ser humano, pero lo más importante de ti es que pese a todo, tienes la capacidad de crecer… Sólo estas comenzando.

Leo Buscaglia