Volver a intentarlo

Es importante tomar conciencia que la vida nos otorga siempre una nueva oportunidad para volverlo a intentar. Sin importar cuantas veces necesitemos hacerlo, siempre hay una nueva oportunidad, aún si necesitamos empezar de nuevo.

Cualquier obstáculo que estaba en nuestro camino apenas un minuto antes, ha sido modificado por el paso del tiempo y nuestra interacción con él, y ahora nos encontramos ante una situación diferente en la cual podemos aprender algo nuevo, probar una nueva estrategia, y alcanzar mayores niveles de autorealización.

Al encarar las situaciones que se nos presentan en la vida bajo esta óptica, descubrimos que nos otorga un gran poder el simple hecho de considerar que en la vida siempre tenemos la oportunidad de pasar la página de nuestro libro, y encontrar una página en blanco sobre la cual comenzar nuevamente.

Esto nos conecta con la increíble libertad que nos espera al experimentar la novedad tras cada nuevo instante en nuestras vidas, nos hace sentir que podemos lograr cualquier cosa mientras continuemos intentándolo, y nos revela el verdadero secreto del poder que se encuentra tras volver a intentarlo.

Autor desconocido

Imagínate

barco-de-vela.jpg

Quiero que utilices tu imaginación y la percepción de tus nuevos ojos para verte a ti mismo viviendo un sueño nuevo, una vida en la que no sea necesario que justifiques tu existencia y en la que seas libre para ser realmente quien eres.
Imagínate que tienes permiso para ser feliz y para disfrutar de verdad tu vida. Imagínate que vives libre de conflictos contigo mismo y con los demás.

Imagínate que no tienes miedo de expresar tus sueños. Sabes que quieres, cuando lo quieres y que no quieres. Tienes libertad para cambiar tu vida y hacer que sea como tú quieras. No temes pedir lo que necesitas, decir que si o decir que no a lo que sea o a quien sea.

Imagínate que vives sin miedos a ser juzgado por los demás. Ya no te dejas llevar por lo que otras personas puedan pensar de ti. Ya no eres responsable de la opinión de nadie. No sientes la necesidad de controlar a nadie y nadie te controla a ti.

Imagínate que vives sin juzgar a los demás, que los perdonas con facilidad y te desprendes de todos los juicios que sueles hacer. No sientes la necesidad de tener razón ni de decirle a nadie que esta equivocado. Te respetas a ti mismo y a los demás, y a cambio, ellos te respetan a ti.

Imagínate que vives sin el miedo de amar y no ser correspondido. Ya no temes que te rechacen y no sientas la necesidad de que te acepten. Puedes decir “TE QUIERO ” sin sentir vergüenza y sin justificarte. Puedes andar por el mundo con el corazón completamente abierto y sin el temor de que te puedan herir.

Imagínate que vives sin miedo a arriesgarte y a explorar la vida. No temes perder nada. No tienes miedo de estar vivo en el mundo y tampoco de morir.

Imagínate que te amas a ti mismo tal como eres. Que amas tu cuerpo y tus emociones tal como son. Sabes que eres perfecto tal como eres.
La razón por la que te pido que imagines todas estas cosas es porque ¡ todas son posibles!.

Autor desconocido